¿Conoces el sistema de formación del PIR?

Información actualizada del PIR

El programa formativo se estructura sobre la base de una formación básica en psicología clínica, que permita a los futuros especialistas ejercitar con eficacia las tareas propias de la profesión en los diversos campos que hoy configuran la especialidad.

El PIR es la única vía de acceso a la titulación de Psicólogo Especialista en Psicología Clínica y requisito indispensable para poder trabajar como psicólogo clínico en la Administración Pública.

En ANPIR hemos recopilado la legislación vigente respecto al PIR para que puedas informarte de primera mano sobre los aspectos jurídicos de la prueba.

Como el PIR es un sistema formativo que implica una práctica cotidiana con casos reales (y con la responsabilidad que de ello se deriva), se adquiere experiencia durante los cuatro años.

Sobre la formación

En el B.O.E num.146, del 17 de Junio de 2009, pág. 51210, se publica el programa formativo de la especialidad de Psicología Clínica, elaborado por la Comisión Nacional de la Especialidad de Psicología Clínica y ratificado por el Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud, órgano asesor de los Ministerios de Sanidad y Política Social y de Educación en materia de formación sanitaria especializada.

El programa formativo se estructura sobre la base de una formación básica en psicología clínica, que permita a los futuros especialistas ejercitar con eficacia las tareas propias de evaluación, diagnóstico, psicoterapia y procedimientos de intervención y tratamiento psicológicos, en los diversos campos que hoy configuran la especialidad.

Una vez los candidatos toman posesión de sus respectivas plazas, empieza el periodo de formación cuya duración es de cuatro años. Las características fundamentales que proporcionan la experiencia y el excelente nivel de formación son las siguientes:

El PIR realiza una serie de rotaciones a través de los distintos dispositivos de atención a la Salud Mental y a la psicología de la salud: Unidad de Salud Mental de Adultos, Unidad de Salud Mental Infantil, Hospital de Día; Unidad de Hospitalización psiquiátrica (Agudos), Unidad de Media y Larga Estancia, Unidad de Salud Sexual y Reproductiva (USSR), Unidad de conductas Adictivas (UCA), etc. Estos dispositivos no están siempre disponibles en todas las plazas, pero sí los fundamentales, aunque se denominen de otra manera. De este modo, se conoce cómo funcionan las distintas unidades, cuáles son las diferentes problemáticas a tratar y cuál es el abordaje clínico específico en cada uno de estos servicios.

La asunción de responsabilidades en la evaluación, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes se hace de forma progresiva. A pesar de que también existe variabilidad en diferentes plazas y distintas comunidades autónomas, en líneas generales, el PIR empieza por las tareas y casos más sencillos a los más complicados, variando, a la par, el grado de supervisión, responsabilidad y autonomía de otros profesionales. En cada uno de los rotatorios el PIR debe llevar casos como observador, como co-terapeuta y como terapeuta principal con supervisión, de manera que comienza observando para progresivamente ir ganado soltura en la aplicación de tratamientos psicológicos en cada uno de los rotatorios.

El PIR no sólo observa cómo trabajan otros profesionales (psicólogos, psiquiatras, otros especialistas médicos, enfermeras, asistentes sociales, jueces, etc...) sino que interactúa con ellos abordando problemas desde un enfoque multidisciplinar que le enriquece en conocimientos, técnicas y tratamientos, habilidades que va asumiendo muchas veces de forma automática, sin apenas darse cuenta en ese preciso instante.

Dentro de la formación PIR existen programas de Formación Teórica (que varían mucho en función de la plaza) y que según el B.O.E num.146, del 17 de Junio de 2009, pág. 51217, el conjunto de esta formación constituirá entre el 15% y 20% del tiempo total del programa formativo. Los contenidos podrán adquirirse mediante una metodología que favorezca el aprendizaje activo del residente a través de: sesiones clínicas, bibliográficas, talleres, seminarios, clases regladas, cursos de doctorado, cursos de post-grado, y otros, que son simultáneos a la labor asistencial.

La formación es remunerada (existen variaciones importantes en función de las distintas comunidades autónomas) y aunque el sueldo no es alto, al menos posibilita la dedicación exclusiva (sueldo aproximado en la actualidad es de 1000 € mensuales el primer año en 14 pagas, que va aumentando en los siguientes años de residencia, y que actualmente se complementa con el sueldo correspondiente a la realización de atención por las tardes o en forma de guardias conocido como la Atención Continuada). La remuneración aumenta anualmente más que el I.P.C, por el progresivo incremento de responsabilidad.

Sobre la experiencia

Como el PIR es un sistema formativo que implica una práctica cotidiana con casos reales (y con la responsabilidad que de ello se deriva), se adquiere una experiencia durante los cuatro años que dura la residencia que suele ser contabilizada por la mayoría de los organismos públicos (ayuntamientos, C.C. A.A.) como experiencia profesional puntuable en las convocatorias públicas para plazas de psicólogo clínico. Por otra parte, la excelente preparación que se consigue redundará en una mayor seguridad y mayores éxitos terapéuticos para los que se quieran dedicar a la práctica clínica privada.

Actualmente hay 16 centros en esta comunidad

Actualmente hay 5 centros en esta comunidad

Actualmente hay 3 centros en esta comunidad

Actualmente hay 2 centros en esta comunidad

Actualmente hay 3 centros en esta comunidad

Actualmente hay 1 centro en esta comunidad

Actualmente hay 5 centros en esta comunidad

Actualmente hay 5 centros en esta comunidad

Actualmente hay 6 centros en esta comunidad

Actualmente hay 6 centros en esta comunidad

Actualmente hay 16 centros en esta comunidad

Actualmente no hay centros PIR disponibles

Actualmente hay 10 centros en esta comunidad

Actualmente hay 3 centros en esta comunidad

Actualmente hay 7 centros en esta comunidad

Actualmente hay centros disponibles en esta comunidad

Actualmente hay 15 centros en esta comunidad

Actualmente hay 4 centros en esta comunidad

Actualmente hay 2 centros en esta comunidad

Actualmente hay 5 centros en esta comunidad

Sobre la titulación

Actualmente la única forma de conseguir el título de psicólogo especialista en psicología clínica (una vez terminado el proceso convalidatorio de psicólogos que han desarrollado durante años su actividad como clínicos en el sistema nacional de salud previamente a la primera convocatoria nacional del PIR), y por tanto de trabajar en el ámbito de la salud pública es mediante la realización del sistema interno residente. Éste es por tanto requisito indispensable para poder trabajar como psicólogo clínico en la Administración Pública.

Por ello, queda el PIR como la única vía de acceso a la titulación de Psicólogo Especialista en Psicología Clínica, tal y como se plasma en el Real Decreto 2490/1998 del 20 de Noviembre.

Atención continuada

La atención continuada se refiere a la atención prestada por el personal sanitario a los usuarios de los servicios de salud de manera permanente y continuada. Se trata de una jornada complementaria, fuera de la jornada ordinaria de trabajo, y se remunera como complemento de atención continuada (Ley 55/2003, de 16 de diciembre, del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud).

El concepto general de atención continuada puede adoptar diferentes formas, según se establezca a través de la programación funcional del correspondiente centro. Las guardias comprenden la forma más predominante de atención continuada. No obstante, existen otras posibilidades de atención continuada como, por ejemplo, el mantenimiento de las tareas asistenciales de un dispositivo en horario de tarde por parte de su personal.

La duración máxima conjunta de los tiempos de trabajo correspondientes a la jornada complementaria y a la jornada ordinaria es de 48 horas semanales de trabajo efectivo de promedio en cómputo semestral, salvo que mediante acuerdo, pacto o convenio colectivo se establezca otro cómputo.

Los facultativos y residentes de determinadas especialidades médicas y farmacéuticas que, por diferentes motivos, no se ven obligadas a funcionar ininterrumpidamente (microbiología, medicina preventiva, rehabilitación, farmacia hospitalaria, etc.), en lugar de realizar guardias, con frecuencia prestan atención continuada, trabajando varias tardes al mes. Si bien ya existen, en la actualidad, hospitales en los que los residentes de psicología clínica realizan guardias, la opción de realizar actividades en horario de tarde suele ser más factible en nuestra especialidad y permite, igualmente, equiparar nuestro salario al de las demás especialidades sanitarias.

El actual programa formativo de la especialidad de Psicología Clínica establece que los servicios prestados en concepto de atención continuada se realizarán con carácter obligatorio desde el primer año de residencia y serán supervisados por los tutores PIR y/o responsables de las unidades donde se realice la atención continuada que en cada caso corresponda. Estas actividades se podrán organizar bajo diversas modalidades, dependiendo de las posibilidades, necesidades y disponibilidad de la Unidad Docente, mediante la realización de guardias o bien participando en programas de interconsulta y apoyo, de carácter asistencial o preventivo, en unidades, programas, y/o servicios hospitalarios o comunitarios (Servicios de Oncología, Cardiología, Neurología, Neurocirugía, Pediatría, Neumología, Unidades del Dolor, Cuidados Paliativos, etc.). En el caso de realizar guardias se recomiendan entre tres y cinco al mes. Si las prestaciones se llevan a cabo en programas de interconsulta y apoyo, el tiempo deberá ser el equivalente al que se recomienda para las guardias en horario de tarde.

La atención continuada dentro de la formación PIR se está implantando progresivamente en las distintas unidades docentes acreditadas desde que se encontraba vigente el anterior programa formativo de la especialidad de Psicología Clínica. No obstante, en la actualidad, todavía existen centros acreditados en los que está pendiente su implantación.