Todo lo que tienes que saber sobre el contrato PIR

Información actualizada del PIR

Sobre el contrato

El programa de Formación Especializada en Psicología Clínica tiene una duración de 4 años. Para ello, se suscribe el contrato de trabajo entre el residente, en condición de trabajador, y la entidad titular de la unidad docente acreditada donde se desarrollará el programa de formación, en condición de empleador o empresario.

La duración del contrato será de un año renovable, por períodos iguales durante el tiempo que dura la formación, siempre que al final de cada año, el residente haya sido evaluado positivamente por el Comité de evaluación de la especialidad de psicología clínica.

Jornada laboral

El tiempo de trabajo y régimen de descansos del personal residente serán los establecidos en el ámbito de los respectivos servicios de salud, con algunas peculiaridades:

  • La jornada ordinaria de trabajo se determinará mediante convenio colectivo. En todo caso, la duración máxima de la jornada ordinaria no podrá exceder las 37,5 horas semanales de promedio en cómputo semestral, salvo que mediante acuerdo pacto o convenio se establezca otro cómputo.
  • Entre el final de una jornada y el comienzo de la siguiente deberá mediar, como mínimo, un período de descanso continuo de 12 horas, salvo en casos de especial interés formativo según criterio del tutor o en casos de problemas organizativos insuperables.
  • El residente estará obligado exclusivamente a realizar las horas de jornada complementaria que el programa formativo establezca para el curso correspondiente.

Sobre las retribuciones

- Sueldo: su cuantía es la equivalente a la asignada, en concepto de sueldo base, al personal estatutario de los servicios de salud en función del título universitario exigido para el ingreso en el correspondiente programa de formación.

- Complemento de grado de formación: su percepción se devengará a partir del 2º curso de formación y está destinado a retribuir el nivel de conocimientos así como la progresiva asunción de responsabilidades en el desempeño de las tareas asistenciales.

Su cuantía es porcentual respecto al sueldo:

1º. Residentes de segundo curso: 8%

2º. Residentes de tercer curso: 18%

3º. Residentes de cuarto curso: 28%

- Complemento de atención continuada: destinado a remunerar la atención a los usuarios de los servicios sanitarios de manera permanente y continuada.

- Pagas extraordinarias: se abonaran semestralmente, en los meses de junio y diciembre. El importe de cada una de ellas será como mínimo, de una mensualidad del sueldo y del complemento de grado de formación.

Atención continuada

La atención continuada se refiere a la atención prestada por el personal sanitario a los usuarios de los servicios de salud de manera permanente y continuada. Se trata de una jornada complementaria, fuera de la jornada ordinaria de trabajo, y se remunera como complemento de atención continuada (Ley 55/2003, de 16 de diciembre, del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud).

El concepto general de atención continuada puede adoptar diferentes formas, según se establezca a través de la programación funcional del correspondiente centro. Las guardias comprenden la forma más predominante de atención continuada. No obstante, existen otras posibilidades de atención continuada como, por ejemplo, el mantenimiento de las tareas asistenciales de un dispositivo en horario de tarde por parte de su personal.

La duración máxima conjunta de los tiempos de trabajo correspondientes a la jornada complementaria y a la jornada ordinaria es de 48 horas semanales de trabajo efectivo de promedio en cómputo semestral, salvo que mediante acuerdo, pacto o convenio colectivo se establezca otro cómputo.

Los facultativos y residentes de determinadas especialidades médicas y farmacéuticas que, por diferentes motivos, no se ven obligadas a funcionar ininterrumpidamente (microbiología, medicina preventiva, rehabilitación, farmacia hospitalaria, etc.), en lugar de realizar guardias, con frecuencia prestan atención continuada, trabajando varias tardes al mes. Si bien ya existen, en la actualidad, hospitales en los que los residentes de psicología clínica realizan guardias, la opción de realizar actividades en horario de tarde suele ser más factible en nuestra especialidad y permite, igualmente, equiparar nuestro salario al de las demás especialidades sanitarias.

El actual programa formativo de la especialidad de Psicología Clínica establece que los servicios prestados en concepto de atención continuada se realizarán con carácter obligatorio desde el primer año de residencia y serán supervisados por los tutores PIR y/o responsables de las unidades donde se realice la atención continuada que en cada caso corresponda. Estas actividades se podrán organizar bajo diversas modalidades, dependiendo de las posibilidades, necesidades y disponibilidad de la Unidad Docente, mediante la realización de guardias o bien participando en programas de interconsulta y apoyo, de carácter asistencial o preventivo, en unidades, programas, y/o servicios hospitalarios o comunitarios (Servicios de Oncología, Cardiología, Neurología, Neurocirugía, Pediatría, Neumología, Unidades del Dolor, Cuidados Paliativos, etc.). En el caso de realizar guardias se recomiendan entre tres y cinco al mes. Si las prestaciones se llevan a cabo en programas de interconsulta y apoyo, el tiempo deberá ser el equivalente al que se recomienda para las guardias en horario de tarde.

La atención continuada dentro de la formación PIR se está implantando progresivamente en las distintas unidades docentes acreditadas desde que se encontraba vigente el anterior programa formativo de la especialidad de Psicología Clínica. No obstante, en la actualidad, todavía existen centros acreditados en los que está pendiente su implantación.