La Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria, con el apoyo unánime de los sindicatos en la Mesa Sectorial de Personal de Instituciones Sanitarias celebrada el 26 de diciembre de 2013, ha acordado integrar a los psicólogos clínicos de Salud Mental adscritos a la Gerencia de Atención Primaria en la categoría de Facultativo Especialista de Área (FEA) de Psicología Clínica de Atención Especializada. Hasta la fecha sólo los psicólogos clínicos que eran contratados por Especializada lo eran como FEA de Psicología Clínica.

 

Desde ANPIR hemos reclamado desde hace años en Cantabria, como anteriormente en otras CCAA, la reclasificación de las plazas de los psicólogos clínicos dependientes funcionalmente de Atención Especializada dentro de la categoría de FEA de Psicología Clínica. Conjuntamente con la AEN, en representación del colectivo de psicólogos clínicos afectados, al inicio de la legislatura habíamos vuelto a reclamar a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria la necesidad de la reclasificación. Recientemente fuimos convocados a una reunión en la que se nos informó del anteproyecto de la orden por la propia consejera, María José Sáenz de Buruaga. 

 

Con esta medida se resuelve satisfactoriamente una situación de agravio comparativo que se ha mantenido durante años por la que psicólogos clínicos en el mismo puesto de trabajo y con las mismas funciones (como es el caso de los psicólogos clínicos de las Unidades de Salud Mental) eran retribuidos de modo diferente según si estaban adscritos a la Gerencia de Primaria o de Especializada. El anteproyecto de orden que se ha acordado con la Consejería de Sanidad coincide con la reclasificación de los psicólogos clínicos que se ha realizado en la mayoría de las Comunidades Autónomas tras la creación del título oficial de Psicólogo Especialista en Psicología Clínica en 1998.

 

Este reajuste, necesario tras la creación de la especialidad, no es óbice para la creación de plazas de psicólogos clínicos orgánica y funcionalmente dependientes de Atención Primaria con funciones diferenciadas. Confiamos en que la correcta adscripción de los psicólogos clínicos de Especializada permita ahora justificar mejor la necesidad de psicólogos clínicos adscritos a Primaria trabajando en los Centros de Salud de Atención Primaria y no en las unidades especializadas de Salud Mental. De hecho, la misma orden creará la categoría de Psicólogo Clínico en Atención Primaria en la que integrarán los psicólogos clínicos adscritos a las Unidades de Atención Ambulatoria de Drogodependencias, a la Unidad de Deshabituación Tabáquica y a la Unidad de planificación familiar y salud sexual y reproductiva.