30 de abril de 2021

El consumo de medicamentos para la ansiedad registró en 2020 la cifra más alta de la última década.

En España, como en algunos países de la Unión Europea, el consumo de ansiolíticos y antidepresivos sigue creciendo. Tanto, que la Junta Internacional de fiscalización de estupefacientes señala a España como el país del mundo con mayor consumo legal de benzodiacepinas. La falta de acceso a tratamiento psicológico no ayuda a que la situación mejore.

Puede leer la noticia completa de CIVIO siguiendo este link.