Tras conocer la noticia de la prohibición de las V Jornadas de Infancia y Adolescencia, organizadas por la Unidad de Salud Mental Comunitaria de Axarquía, nos vemos obligados a condenar firmemente esta decisión.

La atención a la salud mental es una responsabilidad delicada y compleja que exige el respaldo de un trabajo de investigación y reflexión multidisciplinar y en el que siempre nos encontraremos con posiciones, lecturas e interpretaciones divergentes de la evidencia científica disponible. Por ello, debates y encuentros como el que se proponía en Axarquía son esenciales.

La censura y las presiones que intentan evitar debates que están sobre la mesa nos perjudican a todos como sociedad, pero especialmente a las personas con problemas de salud mental, en este caso a los niños, niñas y adolescentes.

Es necesaria una rectificacion y que se produzcan las reparaciones oportunas.

Nosotros os invitamos a que firméis la declaración que han preparado los organizadores de estas jornadas. Para ellos, y para el ponente silenciado, va todo nuestro apoyo.

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLScZi5wOtitd_QkouVDR1dl3tdZ7ik3Hzxdo6Yd7aRnPfWr4JQ/viewform