27 de abril de 2021

Los medios de comunicación y el estigma en las personas con problemas de salud mental

Hoy, nuevamente, la Salud Mental ha estado de actualidad en el discurso público por motivos irresponsables e interesados. Desde la Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Residentes (ANPIR) queremos recordar y enfatizar que vincular de forma automática, y reiterada, el ejercicio de cualquier tipo de violencia con la presencia de problemas de salud mental contribuye a caricaturizar y estereotipar la visión social de estas personas. Los estereotipos potencian los prejuicios sociales sobre las personas con problemas de salud mental, no contribuyendo a la normalización y plena inclusión de las mismas en el espacio social de convivencia. Las personas con problemas de salud mental, como todo ser humano, se caracterizan por la complejidad y no se reducen a la mera presencia, en un momento dado, de un diagnóstico de trastorno mental. Una sociedad decente, y un periodismo responsable, debe poner en el centro del debate los derechos humanos, el trato digno y los cuidados necesarios para las personas especialmente vulnerables. La línea roja que no debe cruzarse es atentar contra la dignidad humana.

En particular, las personas con diagnóstico de esquizofrenia tienen una probabilidad menor de cometer actos violentos que las personas sin diagnósticos de salud mental. Es decir, la población general es más peligrosa. Por el contrario, son más susceptibles de ser víctimas de violencia. Así como de sufrir desigualdades derivadas de los prejuicios y el estigma que recae en ellas por su condición. Sin ir más lejos, padecer esquizofrenia, después de la edad, es la segunda causa más frecuente de muerte por COVID-19. Sin embargo, no son una población que se esté priorizando en la estrategia de vacunación. Por favor, informemos de esta inexplicable inequidad y protejamos, sobre todo, a los más vulnerables.

En consecuencia, solicitamos a los medios de comunicación implicados las pertinentes rectificaciones y disculpas a este colectivo. Son tiempos para tratar la salud mental, a nivel informativo, con calidad, cariño, respeto y con asesoramiento profesional si es necesario. La importancia de los medios de comunicación en la reducción del estigma asociado a la salud mental y sus indeseables consecuencias es capital y de trascendencia. No solo pedimos rectificar, sino establecer una profunda reflexión que sirva para contribuir a la mejora de la percepción social de la salud mental para lograr, entre todos, una sociedad más justa.

(Si lo desea puede descargar esta nota en formato PDF)

Junta Directiva
Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Residentes (ANPIR)