El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad prevé reducir las 141 plazas de la última convocatoria PIR a 127. Esta reducción es casi el doble que la estimada para el conjunto de las plazas de formación especializada. De este modo, se invierte la tendencia de las últimas convocatorias en las que se había observado un discreto aumento de las plazas PIR ofertadas. La AEPCP ha enviado un escrito de protesta al  Ministerio de Sanidad en el que se argumenta en contra de la notable reducción de plazas (ver archivo adjunto). Según la AEPCP, el Ministerio ha justificado en parte la reducción de plazas PIR por el elevado número de psicólogos clínicos que obtuvieron la especialidad por las vías transitorias, ignorando que esos psicólogos ya estaban trabajando antes, la actual tasa de plazas por aspirantes (la más exigente de todas las especialidades) y la insuficiente ratio de psicólogos clínicos en el SNS por habitante.

Por otro lado, se reservará un 7 por ciento de las plazas de formación sanitaria especializada para personas con discapacidad igual o superior al 33 por ciento. Con ello, se cumple con la adaptación de la normativa de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (según informa Europa Press).

Otra de las novedades a partir de la próxima convocatoria es que se establecerá una nota de corte para acceder a la especialización en todas las titulaciones sanitarias (incluido el examen PIR). Se exigirá una puntuación en el examen de acceso igual o superior al 30 por ciento de la media aritmética obtenida por los diez mejores exámenes. En el caso del PIR, esta nota mínima no tendrá ningún efecto práctico. La alta competitividad, derivada del elevado número de licenciados/graduados anuales en Psicología, hace que las puntuaciones de los que acceden a las plazas estén muy por encima de cualquier límite previsto con la nueva norma.