El pasado 4 de julio de 2014, ANPIR, representada por su vocal de Castilla y León, Amaia Izquierdo, fue convocada para la firma de un protocolo de colaboración entre la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León y las principales sociedades científicas y asociaciones profesionales sanitarias. Dicho protocolo tiene como objetivos principales: mejorar la formación en sanidad, apoyar la participación técnica para contribuir a la mejora de la sanidad pública y la búsqueda de necesidades formativas para los profesionales sanitarios. Se trata de lograr, según el presidente de la comunidad, Juan Vicente Herrera,  una asistencia sanitaria de excelencia, accesible, equitativa y sostenible.

Posteriormente, el consejero de Sanidad,  José María Sáez Aguado, hizo consideraciones en relación a una sanidad más eficiente y sostenible. Para ello se están desarrollando diversas líneas de trabajo: adelgazamiento de sus estructuras burocráticas, el avance de las estrategias de atención a los pacientes crónicos  y se hizo especial énfasis en la apuesta por la gestión clínica, que pretende dar una mayor autonomía y capacidad organizativa a los profesionales clínicos. Este último aspecto creó polémica entre los profesionales allí asistentes, para lo que las autoridades recordaron el "Compromiso con la sanidad pública" firmado con sociedades científicas (entre ellas, ANPIR), colegios profesionales y sindicatos, donde se trata de garantizar a los ciudadanos un sistema de salud universal y gratuito, financiado con sus presupuestos públicos y con gestión pública de la asistencia sanitaria.