En Diciembre se hizo público el Proyecto de Real Decreto por el que se regula la troncalidad en el sistema de formación sanitaria especializada. Hasta el 20 de enero estaba en fase de alegaciones. ANPIR hace público el documento remitido al Ministerio de Sanidad en el que propone básicamente dos correcciones: 1) que el acceso a la formación especializada sea de acuerdo con la nueva configuración de la Psicología en el ámbito sanitario. Esto es que se requiera, como en las demás especialidades, estar en posesión de la titulación general sanitaria para poder acceder al sistema PIR.  2) que se cree la especialidad de Psicología Clínica Infanto-Juvenil dentro de un tronco común con la Psicología Clínica (de adultos).

Ambas son de aspiraciones largamente reclamadas y que, además de actualizar la configuración de nuestra profesión con los recientes cambios normativos en el entorno de nuestra especialidad, suponen el reconocimiento de su corpus científico y su realidad asistencial.